El sol no es el único enemigo de la piel

El sol no es el único enemigo de la piel, la contaminación está en todas partes y ambos amenazan su juventud y belleza, por eso protegernos es una necesidad que, hoy en día, es real.

¡La contaminación urbana está en todas partes!

No sólo en las industrias, también en las fábricas, en la calle debido al humo del tabaco y a los tubos de escape de los coches, sin olvidarnos del SMOG, nube baja de contaminantes que se forma sobre las grandes ciudades… la contaminación genera gases perjudiciales que pueden producir efectos nocivos, inmediatos o a largo plazo, a nuestro tracto digestivo, respiratorio y, por supuesto, también a nuestra piel.

 

Una vez los contaminantes entran en contacto con la piel, activan una cascada dañina de reacciones oxidativas que provocan envejecimiento prematuro (arrugas, líneas de expresión marcadas, pérdida de firmeza…), impactan en la calidad de la piel (manchas, tez grisácea, sebo, poros dilatados, imperfecciones) y la deshidratan (enrojecimiento, tirantez…). Los rayos UV, nos producen quemaduras solares, manchas oscuras y también envejecimiento prematuro de la piel.

Pero eso no es todo, la contaminación puede multiplicar por 6 los daños que provocan los rayos UV; es por eso debemos concienciarnos de lo importante que es crear una barrera frente a los rayos UV sin olvidarnos nunca de la contaminación.

Existe una verdadera solución para evitar el sinfín de problemas que acarrean la contaminación y los rayos UV y es AQUA URBAN, una colección de tres fórmulas de excepción, protección 360º frente la contaminación y los rayos UV.

Los Escudos Invisibles se convertirán en nuestro imprescindible por la mañana, ofreciéndonos multiprotección frente la contaminación; gracias al diente de León, un descontaminante natural que absorbe los gases perjudiciales del aire contaminado y frente los rayos UV; gracias a la combinación de filtros solares que ofrecen protección alta SPF 30 o muy alta SPF50+ dependiendo de las necesidades de nuestra piel. Además, contienen Vitamina E, potente antioxidante, agentes hidratantes para mantener hidratada la piel y pigmentos ligeramente coloreados que nos aportaran un efecto buena cara.

Es muy importante agitar bien el envase antes de aplicarse el producto, para conseguir que la textura de la fórmula sea fluida, ultrasuave y se distribuya de manera óptima en la piel.

 

Pero hay más…

El producto que completa la nueva colección es la Bruma Protectora Contaminación, sus activos son diente de león, anticontaminante natural y un trio de agentes hidratantes que nos aportaran hidratación; está pensado para aplicarse durante todo el día con un simple gesto, por la mañana después de tu rutina habitual de cuidado facial, en la oficina, haciendo ejercicio, tomando algo, en la calle, en el transporte público… en cualquier momento del día.

Su textura es compatible con el maquillaje, no es pegajosa y su acabado es invisible sobre la piel. Refresca la piel en un instante y además fija el maquillaje.

Una vez más, Galénic se convierte en nuestro mejor aliado para poner solución a los problemas que genera la contaminación y los rayos UV a nuestra piel.